¿Está el Estadio Corregidora construido sobre un cementerio?

Cuenta la leyho Guzmán, decidió expropiar un conjunto de terrenos a las faldas del Cerro del Cimatario y darle vida a su proyecto de Estadio; todo con el fin de obtener la candidatura de Ciudad para el Mundial de 1986, que posteriormente ganaría. Lo que no sabría el político príista, era que esos terrenos correspondían a un antiguo panteón y como castigo por perturbar el descanso de esas almas, los equipos de esa plaza estarían condenados a rachas de derrota y descenso.

¿Es esto cierto? ¿Suena a historia de baño de la primaria verdad? Pero nos pusimos a investigar en los registros históricos de la Ciudad y descubrimos dos cosas: La primera es que, si asististe al Colegio Salesiano, tu escuela sí estaba construida sobre un panteón; y la segunda confirma que sí, puede haber cadáveres enterrados debajo del Corregidora, pero no es como cuenta la leyenda.

Realmente los terrenos en los que está construido el Estadio Corregidora siempre fueron baldíos; sin embargo, el Cerro del Cimatario fue testigo de dos sangrientas batallas en 1867, que forman parte del conjunto de sucesos conocidos como «El Sitio de Querétaro», dando como resultado el fin del Segundo Imperio Mexicano y el fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo en el Cerro de las Campanas.

Los muertos de esas batallas libradas entre el 24 de marzo y 27 de abril de 1867 fueron enterrados a las faldas del cerro, que precisamente corresponde a parte de los terrenos en los que se edificó el Corregidora. De ahí el verdadero origen de la leyenda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *