5 cosas que vamos a extrañar de tener a Diego en el fútbol mexicano.

El día de ayer, Diego Armando Maradona anunció que dejará el banquillo de Dorados de Sinaloa; desde su llegada a México, Diego nos dio mucho de qué hablar y llevó a su equipo a dos finales, el fútbol nacional ya no será lo mismo sin él. Aquí te presentamos cinco razones que lo avalan.

1 Tu tío ya no podrá hacer sus bromas acerca de la cocaína y Sinaloa.

Imagen: Pixabay.

La broma más gastada durante su estancia en Dorados tuvo que ver con el pasado del técnico y sus antiguos problemas con la cocaína; aunada a la fama que tiene el estado con respecto al narcotráfico. Con Maradona fuera del banquillo tu tío tendrá que regresar a los chistes de pepito en las conversaciones de la carne asada dominguera.

2 Lo corridos alterados sobre fútbol.

La cultura del norte del país es algo único y los corridos son parte esencial de ella; es así que más tardaron en iniciar los entrenamientos con Dorados, que la afición en dedicarle corridos al astro argentino. Ese tipo de cosas que sólo pasan en nuestro país, no te decimos más, mejor véelo.

3 Diego enseñándonos como se le pega al balón.

A pesar de sus problemas de salud, Maradona mantiene su calidad en el tiro y durante su estancia en Dorados nos regaló momentos como éste, dónde casi sin esfuerzos se avienta un gol olímpico en pleno entrenamiento.

4 Los festejos que ni tu amigo el americanista se avienta.

Uno de sus rasgos más característicos como entrenador es la euforia con la que festejaba cada gol del Gran Pez, sus celebraciones competirían en intensidad con las del Piojo Herrera. Mira esta recopilación:

https://youtu.be/YkKyD69JVS4

5 Su “expertise” para evadir las preguntas complicadas de le prensa.

Maradona presentó una especial destreza para responder preguntas, de la que el mismo Cantinflas estaría asombrado. Aunque pareciera que está en “trance”, todos sabemos que en realidad todo era maquinado por el astro argentino ¿No es así? … bueno, juzga por ti mismo.

https://youtu.be/mznJuEwov9U

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *