5 Cosas del Estadio Corregidora que sólo un verdadero Gallo entenderá…

Semana a semana, el Corregidora recibe todo tipo de personalidades; desde empresarios extranjeros, pasando por el fuckboy con la chica de turno, hasta el papá que lleva a sus niños esperanzados por ver a Camilo Sanvezzo anotar un Gol; sin embargo, existen sentimientos que sólo un verdadero gallo que no se pierde ni un partido entenderá, aquí la lista:

5.La Garbanza pa’l estrés.

Los garbanzos con valentina y limón, botana queretana por excelencia, no podían estar fuera de los partidos de Querétaro; y es que, si las penas con pan son menos, las derrotas de los Gallos son más llevaderas con garbanza.

4.  El d*#!@dre para encontrar un lugar numerado.

La casa de los Gallos siempre se mantiene en buen Estado, pero si hay algo en lo que cojea el diseño del estadio es la señalización de sus asientos; quien diga que jamás se ha perdido buscando un asiento y preferido sentarse en cualquier otro de la línea, no conoce lo que es ir al Corregidora.

3.La lluvia de cerveza en cada festejo.

En especial en la cabecera norte, es de tiro por viaje que, con cada Gol anotado por los Gallos, se genere la típica llovizna de la cerveza. Aunque nunca faltará el don que la hace de pedo, tú como buen gallo sabes que es normal y lo único por lo que ruegas es que sólo sea cerveza.

2. El tráfico humano al terminar el partido.

El coro de “Siempre Gallos” es la música de fondo de la verdadera estampida humana que se genera al terminar un encuentro más en el Corregidora, tú como buen conocedor sabes de esto y puedes salirte hasta 5 minutos antes de que termine el partido para evitar esta situación.

1. Cantar el Querétarooouuuoo con pasión y aliento.

En las primeras veces que uno va los partidos de los gallos, uno se queda sólo escuchando sin poder corear los cánticos de la resistencia albiazul; pero tú como verdero gallo has coreado con el emoción el “¡Dale dale queretarouuuooo!”

¿Hicieron falta cosas en la lista? No olvides ponerlas en los comentarios.

Alex Lazcano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *