Ecos del Gallinero: Como Pedro y el Lobo

Pese a que el resultado ante Santos pudiera calificarse de situacional, Querétaro cierra su torneo sin convencer a su afición.

La tarde de este domingo, los Gallos Blancos disputaron uno de sus partidos más bizarros (en el sentido anglosajón) del torneo; es inconcebible como un equipo que dominó en el manejo del balón y pases, se comiera dos autogoles.

Especialmente en el segundo gol de Santos, la pelota no iba hacia la portería y si Gil Alcalá no estuviera ahí (haciendo bien su trabajo) el balón no hubiese entrado. Es así que, el resultado del partido resulta completamente situacional; por desgracia, como en la fábula de Pedro y el lobo, los antecedentes no ayudan a creerle al equipo.

Esto no quiere decir que no existieron desaciertos del equipo, la escuadra sigue teniendo como principal problema la imprecisión de diversas jugadas; esos pases a la nada y tiros a la Luna contribuyeron fuertemente al resultado.

Por otro lado, Aké Loba sigue demostrando su potencial con el equipo, mientras que Camilo Sanvezzo continúa mermando de esa gran versión de la temporada pasada, pareciera sin ánimos y pasión; ¿Será que ya se quiere mudar a Oriente? Su contrato vence en diciembre, así que la posibilidad está abierta.

El equipo está obligado a vencer a Veracruz para asegurar puntos valiosos frente al descenso, pensando en la siguiente temporada, pues es lo único que le resta a Vucetich para modificar la estructura queretana.

Alex Lazcano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *