Los equipos que han comprado su permanencia

Los Tiburones Rojos de Veracruz anunciaron que pagaran los 120 millones de pesos que, por cuestiones de reglamento, la Liga solicita para mantener la categoría. Es por esto que te presentamos algunos equipos que han desembolsado dinero para poder permanecer en el máximo circuito.

Empecemos con el Atlante que disfrazo su permanencia en una donación que le hizo a la Federación Mexicana de Fútbol de lo que era el “Centro Pegaso”, ahora Centro de Alto Rendimiento (CAR), y con esto la Federación les perdonó los cinco millones de dólares que debían por la promoción ganada al Veracruz, misma que les permitió mantenerse en el máximo circuito.

En 1999 el Puebla hizo lo suyo al comprar a los Curtidores de León, los Camoteros tuvieron que recurrir a esta alternativa luego de no poder salir del último lugar porcentual y así evitar el descenso.

Los Gallos también hicieron lo propio en el 2002, cuando compraron la franquicia de la Piedad, pero en el 2004 volvieron a descender. Volvieron a ascender en 2009 y para el 2013 se hizo una triangulación muy rara ya que el Querétaro compró las acciones de Jaguares de Chiapas, para poder mantener el deporte en la ciudad, pero en Chiapas también querían seguir teniendo fútbol por lo que el San Luis se mudo a dicha ciudad.

En 2008 para que el fútbol volviera al puerto jarocho empresarios veracruzanos compraron la franquicia, recién ascendida, de los Reboceros de la Piedad y así poder tener espectáculo en el Luis Pirata Fuente.

El año anterior Lobos BUAP hizo lo propio al consumarse su descenso, pero ellos con el cambio de reglamento dentro de la Liga MX tuvieron que desembolsar la pequeña cifra de 120 millones de pesos para así poder seguir siendo un equipo de primera.

Ahora es el caso de Veracruz que, apenas en la jornada once, ya se consumo su descenso y que para mantener la categoría ya informó su dueño, Fidel Kuri Grajales, que pagará los 120 millones de pesos; además en las últimas horas se ha dicho que al descender los dueños pierden el control del nombre, la marca y el logotipo de “Tiburones Rojos de Veracruz” y pierden el control del Estadio y de las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento, esto por un acuerdo firmado en 2013 con el gobierno estatal de Veracruz.

Otra cosa que se ha rumorado mucho es lo relacionado con el tema del equipo que asciende, es decir, si un equipo certificado llega a conseguir su boleto para la primera división el siguiente torneo se jugaría con 19 equipos, la Liga aún no informa nada sobre esta especulación que ha circulado en redes sociales.

Lidia Leal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *