Ecos del Gallinero: Desorden Generalizado en el equipo.

“La expulsión condicionó el partido” fueron las palabras de Rafael Puente Del Río tras la “chispoteada” ante Pachuca. ¿Será? El hecho es que un 3-0, generalmente resulta ser un indicador de superioridad del rival en el encuentro. Si analizamos el partido, notaremos momentos (sólo algunos) en los Querétaro mostró capacidad para vencer, pero también otros, en los que hasta pases a fantasmas se dieron.

¿Entonces? ¿Culpamos al Keko? ¿A Gil? Ante esto último, el nuevo portero emplumado no está realizando un mal papel (no es Volpi claro está) pero cumple con las expectativas y seguro habrá constante rotación con la llegada del nuevo portero. Tampoco podemos culpar a Villalva, los accidentes pasan y todo equipo debe estar preparado para ellos (la mentada de Puch al árbitro sí es otra historia).

La situación es que existe un desorden generalizado en el equipo, el planteamiento no está funcionando; se necesita darle un respiro a la alineación, pareciera que el entrenador genera la estrategia como si tuviera a los mismos 11 del torneo anterior, hoy el tema es muy distinto. Esperemos que con los refuerzos se refresque un poco.

Se tiene una semana para preparar el duro encuentro contra Monterrey; estoy seguro que el partido de Copa MX entre semana podrá servir al entrenador para probar nuevos escenarios y hacer los cambios pertinentes, de lo contrario podríamos ver un panorama nada alentador para el resto del torneo.

Alex Lazcano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *